jueves, 11 de agosto de 2011

 

Encontramos en el camino a un hombre Sabio , un anciano en el saber . Y frente a él , otro más joven , en su juventud arrogante. Este último ,le dijo al primero :

- Te invito a dialogar , que seguro no lo sabes todo.

Y el Sabio le contestó :

- Gracias, por este dialogo . Hoy has incrementado mi saber y me has hecho reconocer que aún tengo años de joven pues seguro que todo no he de saber.

Dicho esto, el Anciano se retiró .

Más el joven por dentro comentó :

- ¡ Que soberbio es ese ser !

Mientras que el Sabio en su corazón decía :

- ¡ Que sabiduría la de este hombre ! , que en su temprana juventud ha descubierto esa gran verdad.

 

 

Autor:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

http://mystichealingart.blogspot.com

Armonia y paz

http://armoniaypaz.blogia.com 

El amor y sus misterios 

http://amorymisterios.blogcindario.com

Pensamientos para reflexionar

http://pensamientos-espirituales.blogspot.com 

Poesia para el  alma 

http://poesiaparaelalma.blogia.com 


Publicado por mensajeradelaluz @ 0:06
Comentarios (0)  | Enviar
domingo, 26 de junio de 2011

 

La ola de arena, la playa y el mar, caminaba al borde de la orilla y una ola caprichosa mojaba mis pies, disolviendo mis huellas. Me voltee hacía atrás, y ya mis pasos no estaban era como no tener pasado, solo presente, un presente intenso, y arrogante porque me decía: “Yo solo existo como la única realidad”.Y con el animo de disolver la arrogancia, yo camine un poco mas, y aquel presente se hacía arena y espuma, y el agua del mar disolvía las huellas del camino. 

 ¿Que es la vida?- me pregunté. ¿Que yo tengo? El presente que ya se diluye, el pasado es ausente, y el futuro por llegar, un misterio a revelar. Allí comprendí las diferencias entre el verdadero amor y el amor pasajero como una ilusión. El amor verdadero es el camino, siempre está, siempre estará, pero el amor pasajero son mis pequeñas huellas  que están y no están, y ¿Que es lo importante de todo esto? Lo importante no son mis huellas, no soy yo, no es la arrogancia de mis pasos, sino la pureza del camino  y, finalmente el destino, la meta trazada que todos de alguna manera habremos de vivir, unos más rápidos  y otros más lentos. 

El camino es el amor, nos ha sido dado tan solo por amor, no pensemos que descubrimos nada. Somos caminantes por naturaleza, nuestras huellas quedan atrás, nuestra historia se diluye. El final lo superamos y dejamos de ser una huella para convertirnos en el propio camino, que siempre esta allí sin tiempos, sin condiciones, aceptándonos, dándonos lo mejor de si. El amor superficial, es cuando pienso que yo hago las cosas, más el amor verdadero es cuando descubro que todo esta hecho  por amor del amor  al amor.

 ¿Que pasaría si no hubiera caminos, ni hubiera huellas ni destino, ni tiempo presente, pasado, futuro? 

La ola caprichosa volvió a borrar las huellas de mi camino,  y yo estoy aquí entre el todo y la nada, siguiendo mi destino, y ese Amor profundo, ese es el real.

 

Autor:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

http://mystichealingart.blogspot.com

Reflexiones sobre el perdón

http://reflexiones-sobre-el-perdon.blogspot.com

Confianza en Dios

http://confianza-en-Dios.blogspot.com

¿Donde está el amor?

http://donde-esta-el-amor.blogspot.com

Espejos de el alma

http://espejos-de-el-alma.blogspot.com


Publicado por mensajeradelaluz @ 23:07
Comentarios (0)  | Enviar

 

Hace algún tiempo mi cielo estaba oscuro, no había una sola estrella, y aunque fuera de día, ese día era sombrío. Y tú me mirabas y te reías, pero tu risa no era de alegría sino de soberbia y altivez. Y yo como un árbol caído, era preso de tus hachazos, fui la leña de tu soberbia, y el fuego de tu indiferencia me quemaba hasta no poder soportar más.

 Pero yo creí que el amor tenía que darlo todo, pero aun lo creo así, pero tu distante, no te lo merecías. Los días pasaban, y yo casi me acostumbraba a ser un habitante de la oscuridad, hasta que un día levante mis ojos y vi una estrella. No lo podía creer. Y aquella estrella bajo del cielo y se hizo mujer, y mirándome a los ojos me dijo:

- Deja atrás el pasado, yo soy ahora tu presente, tu futuro, la eternidad. El viejo amor ha muerto, el nuevo ha comenzado, ya por siempre, por siempre así será.    

 Autor:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

http://mystichealingart.blogspot.com

El espíritu del artista

http://elespiritudelartista.wordpress.com

Arte para el alma

http://arteparaelalma.blog.terra.com.mx

http://arteparaelalma.wordpress.com

Pensamientos para reflexionar

http://pensamientos-espirituales.blogspot.com

Pueden preguntar o escribir a:

chang_yinheng@yahoo.com

mystichealingart@yahoo.com

 


Publicado por mensajeradelaluz @ 22:53
Comentarios (0)  | Enviar
viernes, 20 de mayo de 2011

 

¿Qué tiene la flor? ¿Por que se ha marchitado? Ya no tiene su hermoso color, parece haberse desmayado, se está deshojando, se está secando, se esta muriendo. Pero ¿Que ha sucedido? Si todo el mundo la cuidaba, si todo el mundo la admiraba.

 Alguien entonces, preguntó a la flor:

- ¿Por que mueres? Acaso no ves cuanto te aprecian, cuanto te admiran, cuanto te quieren, y hasta te desean. 

Y la flor contestó:

- Ciertamente el amor es grande y es magnifico como el cielo, profundo como el abismo y es infinito  como la luz, pero el amor también sabe sufrir  y también sabe morir. Y aunque muchos admiren a esta flor, a quien la flor ama no ama a la flor, por eso muere de amor.  

 

Autor:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

http://mystichealingart.blogspot.com

Pensamientos Espirituales

http://pensamientos-espirituales.blogspot.com

Armonía y Paz

http://armoniaypaz.blogia.com

Amor y sus misterios

http://amorymisterios.blogcindario.com


Publicado por mensajeradelaluz @ 0:41
Comentarios (0)  | Enviar
sábado, 09 de octubre de 2010

En el bosque, hay una planta que solía tener hermosas flores, su aroma era inconfundible, su colorido maravilloso; pero un día, aquella flor estaba marchita, se había secado totalmente, ya no habían flores, ya no había aroma, ya no había nada, entonces yo pregunte, triste y acongojado:

- ¿Qué es lo que aquí ha pasado?

 Y la voz del bosque me contesto:

- Aquella hermosa planta de tan bellas flores, ya nunca jamás dará sus primores, es que ella necesitaba tan poco, pero ni eso tuvo. Aunque muchos la admiraban nadie le dio jamás un poco de agua para poder beber, es que no hay flor, que pueda vivir sin que nadie le pueda brindar un poco, tan solo un poco, de pequeños cuidados. Todo el mundo contemplo, su belleza, pero nadie le entrego un poquito de si, ella se seco, ella partió, y jamás regresara; por que todos le pidieron pero nadie , jamás le dedico su atención.

 

Pintura y Escrito:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

Arte para el alma

http://arteparaelalma.blog.terra.com.mx

http://arte_para_el_alma.zoomblog.com

El amor y sus misterios

http://amorymisterios.blogcindario.com

Armonia y Paz

http://armoniaypaz.blogia.com

 


Publicado por mensajeradelaluz @ 23:11
Comentarios (0)  | Enviar
sábado, 18 de septiembre de 2010

 

La escena como una pesadilla, un esqueleto caminaba por un cementerio con una campana en la mano, gritando a viva voz:

- ¡Ha muerto el amor  y lo  enterraremos hoy!  

Ante tal visión no pude dejar de sorprenderme, y pregunté:

-¿Que ha sucedido? 

Para mi terrible sorpresa, aquel esqueleto se acercó rápidamente a mí, un tanto sorprendido y asustado, se puso muy cerca y tocando su campana, replicando esta y  a su vez él gritando:

- ¡Ha muerto el amor  y vamos a enterrarlo hoy! 

Como gritaba tan alto. Yo también tuve que gritar, le dije:

- ¿Por que? ¿Por que  ha muerto el amor? El amor jamás debe de morir.  

Entonces, deje de gritar. Se cayó las campanas de sus manos  y poco a poco se fue transformando  aquel esqueleto, en un ser de carne y hueso.  

Y me dijo entonces:

- Ahora vas a comprender. 

Y una vez que estaba cubierto de piel, comenzó como si invirtiera el proceso, comenzó a desmoronarse, a consumirse.

¡Que espectáculo tan terrible! Y nuevamente estaba el esqueleto delante de mí. 

Me gritó:

- Ahora lo comprendes.

 Yo le dije:

- No, no acabo de comprender.

 Mírame profundamente – me dijo. Antes era un ser lleno de vida, ahora soy como la misma muerte. Yo creí en el amor, caminaba por el amor, pero quien me tenía que amar, me hirió  tan profundamente que me fue matando en vida. Abandonos, mentiras, infidelidades, falsedades, calumnias. Todo esto me ha quitado la vida, me ha desgarrado hasta la muerte.   Pero mírame, aún este esqueleto tenía antes un poco de esperanza, pero el tiempo pasó y ahora soy lo que soy. Mírame bien, esto es lo que pasó, a esto conduce cuando herimos y maltratamos al amor. 

Se inclinó, recogió su campana y siguió vociferando:

- El amor ha muerto y lo enterraremos hoy.

 

Autor:

Oscar Basurto Carbonell

www.mystichealingart.com

http://mystichealingart.blogspot.com

Poemas de amor solo para ti

http://poemasdeamor-soloparati.blogspot.com

Cuando muere el amor

http://cuando-muere-el-amor.blogspot.com


Publicado por mensajeradelaluz @ 21:08
Comentarios (0)  | Enviar
sábado, 15 de mayo de 2010

Hay tristes historias  que son necesarias de compartir para que de esa manera, no vayamos a cometer los mismos errores, pues  ya que todos somos humanos tendemos a repetir y a confundir, hechos y cosas tan sencillas de resolver pero luego tan complicadas, tan imposibles de solucionar. Y esta es la historia. 

Una persona  lloraba desconsoladamente, y lloraba mucho, y aunque otras personas se le acercaron, el consuelo nunca llegó. Al fin, yo me adelanté y le pregunté:

- ¿Por que lloras?.  

Escucha  - me dijo. Y advierte a todo el mundo por que esto no debe volver a suceder:

 Un día saliendo de mi casa, muy rápido de mañana encontré que en mi pequeño jardín había brotado una flor hermosa, pero como estaba demasiado apurado, solo me lleve la imagen en la mente y no me acerque para contemplarla. Cuando regresé, por supuesto estaba la flor, mucho más hermosa. Pero tenía tantas cosas por hacer, que la miré unos instantes, entre a mi casa  y seguía con mi rutina. 

A la mañana siguiente, me dije hoy voy a acercarme  a mirar esta flor, tan hermosa, pero por situación de la vida  se me fue haciendo tarde  y tuve que salir mas rápido. Salí de casa y  mire  aquella flor, mucho menos tiempo, pero la vi aun mas hermosa. Durante el día pensé, cuando llegue a mi casa voy a mirar aquella flor, siempre de aroma deliciosa. Las horas pasaron  y llegue a  mi casa, pero había tenido un día difícil, estaba cansado, con sueño, y aburrido, pase tan rápido que me olvide de ver la flor. Me dije, voy a salir un instante, pero me fui olvidando.

 Y llegó la mañana siguiente, y me hice el firme propósito  de acercarme a la flor y  pensé quizás necesite agua, y me puse a buscar un recipiente, y como siempre pasa, no lo encontré. Ya era demasiado tarde, y tuve que salir rápidamente y allí estaba la flor, aun más hermosa.  Aún apurado sentí su aroma que emitía, me lleve esa feliz impresión. Durante el día, tuve que hacer muchas cosas de trabajo y personales, cuando regrese a mi casa tenía una serie de cosas por resolver, me acerque un poco ¡Que aroma tan encantador! ¡Que hermosa se veía! Entré a la casa rápido, a traer un recipiente con agua, pero al cerrar la puerta, otras cosas vinieron a mi mente. Y ya no recogí el recipiente de agua.

 Y volvió así a venir otro día,   ya eran varios días  y varios proyectos no resueltos, encontré finalmente el recipiente de agua, estaba llenándolo cuando sonó el teléfono, aquellas llamadas que duran una eternidad. Ya era demasiado tarde, y puse el recipiente a un lado y me apure en salir, no mire la flor.

El día  transcurrió como muchos y de  regreso a la casa, busque el recipiente, puse el agua, abrí la puerta y, en ese momento, recibí la visita de  unas amistades, me distraje. Y me dije, mas tarde lo voy a hacer, pero se paso el tiempo y me di cuenta que me olvide de la flor. Otro día mas, y el recipiente estaba allí, lleno de agua como llamando, esperándome. Y me dije, no lo voy a hacer, lo haré por la mañana por que quiero dedicarle más tiempo.

 Llegó el día siguiente, y me dije, lo haré cuando regrese más  tarde, pero hubo problemas en el tráfico, llegue mas tarde, un día malo , no pude ver la flor. Sentí su aroma, me dije; lo dejo para mañana. Y pasó aquel día.

 A la mañana siguiente, dije: “No voy a contestar el teléfono así suene. Ni me esfuerzo si llego tarde,  no importa unos minutos mas unos minutos menos, no cambiará”. Salí con el recipiente de agua, pero ya no sentí el aroma de la flor, ya no vi su belleza, ya no lo pude contemplar. Aquella flor maravillosa había muerto, se había secado, se había marchitado. Y si yo le hubiera dado un poco, muy poco nada mas de agua, esto no hubiera sucedido, por eso lloro mi desventura. Mi negligencia y lo absurdo que he sido, ¿Como es posible, que estando frente a mí, yo casi no la vi? Ahora ya no está, mi vida se perdió, se marchito, se fue.

 Y aquella persona ya no dijo nada más, entonces comprendo muchas cosas. Comprendo, que dejamos lo fundamental  y que luego,  luego puede ser demasiado tarde.


Autor:
Oscar Basurto Carbonell
www.mystichealingart.com

Arte para el alma
http://arteparaelalma.blog.terra.com.mx
http://arteparaelalma.wordpress.com

Espejos de el alma
http://espejos-de-el-alma.blogspot.com

Enseñanzas del Ki
http://ki-art.blogia.com

Pensamientos para el día
http://pensamientos-espirituales.blogspot.com

El amor y sus misterios
http://amorymisterios.blogcindario.com

Puedes escribirnos a:
mystichealingart@yahoo.com


Tags: relatos, narraciones, enseñanza, no dejar lo fundamental, lo importante, relatos increíbles, Oscar Basurto Carbonell

Publicado por mensajeradelaluz @ 17:33
Comentarios (0)  | Enviar